Archivo

Archive for 27 junio 2011

BOLSA NEGRA ¿BOLSA DE BASURA?

27 junio, 2011 4 comentarios

La manera de ver las cosas de color negro es un tema, pero una bolsa donde uno tiene o pone su basura, ¿Necesariamente es de color negro?

Mis hermanos y yo vamos a ordenar unas cosas, encuentro muchas revistas en aquel patio y cochera de noche, a pesar de la escaza luz mi hermana y yo seguimos, porque es necesario ordenar esas cosas que confusamente llegaron allí.

Nos alegramos de encontrar nuestras pertenencias en cajas, bolsas blancas, rosadas, etc. Ya que si ordenábamos entre esas cosas teníamos la esperanza de que sea algo útil.

Una bolsa negra que estaba vacía cuando llegué, la lleno de revistas y catálogos de años atrás, era basura ¿de que nos serviría? Mi mamá las guardaba celosamente pero por fin acepto desecharlas.

La explicación y finalidad de buscar cosas, era que aquellos objetos de valor para nosotros habían sido desterrados y alojados en el patio de la casa de mi tía, por motivos que los contare en el siguiente relato.

Acomodando otras cajas, misteriosamente encuentro otra bolsa negra  a la mitad, encuentro la plancha de mi mamá, y unos papeles importantes para ella. Le doy a mi hermana para que siga sacando  fijándose que había. La tomó y se asoma en la bolsa retirando dos o tres cosas, por la baja luz del ambiente no logro ver que más había.

La intriga quedará de por vida, ya que en un descuido volteo, suena el clac son del camión de basura, mi hermana corre con la bolsa en mano que aun faltaba revisar y la deja unos metros mas allá, mi papá toma la primera bolsa negra y de pronto como ve la otra bolsa negra que mi hermana había dejado allí, la coge y se la lleva. Yo salgo de donde estaba porque tenía algo en mano que también lo descartaría, en cuestión de segundos la bolsa que no era de basura, pero era negra se muele entre unos fierros a similitud de dientes, aquel camión lleno de desechos se llevó la bolsa equivocada.

No, ¿Qué hago? ¿Qué había? Con todas las cosas desordenadas nadie sabe que se fue aquella noche en aquel camión triturador.  Al regresar mirando hacia a bajo, un poco triste junto a mi hermana que me pedía disculpas y al lado mi papá que no dejaba de decirnos distraídas, veo un volante en el piso cerca al marco de la puerta de la casa de mi tía que decía: Los camiones de basura cambiaron de horario ahora pasaremos por la noche en el sector Covida.  Atte. Municipalidad de Los Olivos, Y una frase “Si la oscuridad de la noche no te deja ver asegúrate que la bolsa que sacas sea realmente basura”…

Categorías:Crónicas Etiquetas: , , , ,

La decepción de un miércoles

27 junio, 2011 3 comentarios

Me gusta componer y tomar fotos, cumplo con mis trabajos semanales, estoy atenta en clase e intervengo cuando el profesor hace preguntas.

El curso de fotografía me gusta mucho y por ello con mucha emoción veo mis notas en el campus de la universidad, me asusto al ver un 08, ¿Qué sucedió? Me pregunto una y otra vez. ¿Cómo es posible que siempre cumpla con los trabajos y tenga esa nota?, no me queda de otra que esperar hasta el miércoles y reclamarle al profesor.

Miércoles y no aguanto las ganas de decirle al profesor ¿Porqué 08?. Mis compañeros se ríen de ver mi angustia y me dicen “Daniella confórmate con tu nota”. Ellos saben que me estreso por las notas bajas.

Le hice la pregunta del millón al profesor ¿por qué 08?, y me responde: seguro no presentaste tú trabajo, me indico cual y yo inmediatamente le dije: “profesor puedo ir a mi casa y si o si traer mi trabajo”, usted me lo reviso y me puso 16. ¿Por qué le mentiría?

Mi corazón palpitaba fuerte, estaba nerviosa, me preguntaba que pasaría. Lo acompañe al profesor a la facultad y finalmente cambiaron mi nota, pero no sé porque me creyó después de haberse negado, creo que en mi ojos reflejé la verdad al máximo.

Cambio el 08 por mi 16. Mi nota justa y desde aquel entonces me pregunte ¿Cuántas notas así como esta se le habrán pasado al profesor¿ y no solo a él, esto me hace recordar a un 12 injusto que no fue reclamado a tiempo cuando estaba en el colegio y mi verdadera nota era 19, el curso de ingles quedó marcado en mi libreta escolar de por vida, sin reparo alguno.  Pero ahora en la universidad injustamente mi esfuerzo y preocupación en estudiar pudo haber sido obstruida con un 08.

Categorías:Emociones y Sentimientos Etiquetas: , ,

PANDA PO II

La primera parte fue muy divertida, un grupo de animales guerrilleros que defienden a los inocentes de los villanos y en especial el kung fu. Conformados por una serpiente, un mantis, una tigresa, una grulla y el no menos importante oso panda.
Llega la parte dos en pantalla grande, los niños se emocionan a lo grande, hacen que sus padres les compren politos, pantalones, gorros, peluches y juguetes de la fiebre blanco y negro como es la del kung fu panda.
Uno de ello es mi hermanito, quien está emocionado por ir al cine, se pone su pantalón negro, su chompita blanca con el logo de la película y los personajes con mangas negras.
Día martes, hay buenas ofertas en el cine, ¡vamos!. Mi mamá, alista su canchita en casa, o camufla en la cartera y mochila de mi hermano, me dice que no quiere gastar y además al cine que vamos no revisarán. Bueno quizá tenga razón.
5:30pm. Bajamos del carro, apresuradamente vamos a comprar las entradas, quedaban solo tres para la función de las 6pm, eran nuestras, estaban destinadas. Me sorprende ver 3 salas con la misma película, la cual comenzaba cada media hora.
Con tickets en mano, nos dirigimos a la sala uno, entrando aparentemente hay asientos vacios, sin embargo la mayoría de espectadores son pequeños, se asoman varias cabecitas muy contentas e inquietas por que se apaguen las luces y comience la función, al lado izquierdo habían tres asientos, donde nos acomodamos rápidamente.
Se apagan las luces y se siente un silencio, aplausos entusiasmados con manitos pequeñas, risas y en tres, dos, uno… comienza kung fu panda. Durante una hora y media la película nos captura, niños en su mayoría y uno que otro adulto sonrieron.
La trama de la película da origen a la primera parte del panda Po. Se ve como llega a manos de su padre adoptivo el ganso, a causa del malvado pavo real que quiere desaparecer el kung fu y conquistar China. Dicho pavo real, mata a su madre de Po y al final del trama cuando Po sabe de su origen, aparece el papá panda junto con otros pandas trabajando, y die “Mi hijo está vivo” FIN
Se respira un gran suspenso en la sala uno, se deduce que habrá pate tres. Se enciende las luces tenues y amarillas, escucho a una niñita que dice: “mami, lloré me dio pena cuando muere la mamá de Po”, entre otros comentarios, murmullos infantiles, que recorren la sala hasta la puerta de salida, bajo los escalones con mi mamá y hermano, veo canchita en el piso producto de la emoción, y una señora dice: “hijo donde está tu otro guate” producto del suspenso. Mi hermanito prefiere dar sus comentarios afuera. Mi mamá y el están muy contentos, así regresamos a casa.
Era la primera vez que yo iba y compartía una película animada con aquel espíritu infantil a mi alrededor, muy interesante por cierto, y sin temor a reírte fuerte, ya que la mayoría eran niños, reían y nadie los callaba, no se oía el famoso “shh…silencio”. Todo era libertad de emociones.

Categorías:Películas y Series Etiquetas: , , ,

CANDY END

23 junio, 2011 1 comentario

Quien no ha visto un anime alguna vez en su vida, sea en la niñez en la adolescencia o la juventud, incluso ya de adultos. Lo elaborado que resultan ser estos dibujos a pesar de su antigüedad, el argumento o trama a lo largo de la historia, son muy interesantes. Ni que decir de la resistencia de las cintas que nos permite repetir cada cierto tiempo los capítulos de aquellos inolvidables dibujos.
Recuerdo cuando tenía seis años, vi por primera vez el dibujo animado Candy, el cual a muchos les debe traer recuerdos, cuando vi sus primeros capítulos en aquel entonces mi pequeña televisión blanco y negro me limitaba a saber de qué color era su cabello de Candy, pero mi imaginación trabajaba proyectando todas las tonalidades.
Salió a la venta el álbum Navarrete, infaltable en negociar cuando un dibujo tiene acogida, no dude en obtenerlo, mi papá me compró uno, y coleccione hasta la última figurita, hoy lo guardo a pesar de que este deteriorado y viejito significa mucho para mí.
Candy, genero muchas expectativas en su último capítulo, uno se enamoraba de la fascinante historia de una huérfana que hacía de todo por sobrellevar las cosas frente a la familia que la adopto, el amor que muestra hacia el hogar de Pony quien la acoge ante el abandono, los amores, el colegio, la profesión de enfermera, el romanticismo animado atrae expectativas en todos los espectadores, ¿pero qué pasa con el final? Muchas fueron las decepciones del final original, algunos países decidieron crear su propio fin, otros fanáticos, difamaron la historia dándole un final con mayor tonalidad en sentido grotesco, como por ejemplo que Candy era lesbiana y se quedo con Anny, todos queríamos que Candy se quede con Terry pero el creador de Candy, decidió que se quede sola, que descubra quien era su príncipe de la colina y se quede en el hogar de Pony, pero ¿Qué final hubiera sido el mejor para quedar satisfechos con la serie?

Categorías:Películas y Series Etiquetas: , ,

LABIOS GRISES

Recuerdo el caso de mi mamá, ella es consultora de belleza, como dicen llamar hoy a las señoras que aparte de ser ama de casa o trabajar en algún centro, venden productos cosméticos. Hoy no solo las señoras son consultoras, podemos ver a muchas chicas jóvenes que entran también en aquel mundo de venta de productos cosméticos.
La idea es lucir bien, con colores y tonalidades de acuerdo a tu piel, para diversas ocasiones, momentos en el día, en la noche, de acuerdo a tu color de ropa, tu personalidad, en fin, existen diversidades, y todo lo puedes descubrir con una pregunta ¿Quién quieres ser hoy?
Qué pasa si decides usar un labial, como el caso de mi mamá, y dicho producto en vez de resaltar una parte del rostro, la daña. Un labial hidratante extremo de color rojo lujuria, se ve muy bien a simple vista, un espejito en la tapa para mirar cómo te delineas y pintas tus labios de manera muy coqueta, por fuera un brillo llamativo que te refleja y atrapa lentamente.
Primer uso, resequedad en los labios y picazón, mi mamá pensó en un instante que se trataba del efecto hidratador del labial, como decía en la revista, no desconfió de la garantía del producto y lo siguió usando.
Segundo paso, los labios se oscurecen y se hinchan ¿Qué está pasando? No sospechamos del labial, pero luego, con los días de su uso sí.
Tercer paso, fue pintar con el labial sobre la superficie de un papel bond, era cremoso y parecía tempera, nos sorprendimos de ver la resistencia sobre el papel, y la mancha oscura en los labios de mi madre.
Se decide hacer la denuncia respectiva, mi mamá fue a la oficina de Indecopi, le dijeron que era 35 soles el proceso, ella se sorprende ya que pensó que era gratis, se trata de un derecho que tenemos como consumidor en adquirir los productos y servicios en buen estado. Dijo en voz alta sin tener roche de lo que digan los demás. Antes de poner la denuncia, le advirtieron, que podía perder y tendría que retribuir una cierta cantidad de dinero a la empresa Belcorp, si es que el producto no hacía daño y era su boca la que su fría de algún tipo de alergia. Pero el labial no solo lo uso mi mamá, yo lo use y tenia resequedad en los labios porque me quede en el paso uno, además no acostumbro a usar labial, mi tía también percibió los mimos síntomas en sus labios.
Quizá fuimos quedadas, quizá no reclamamos nuestro derechos como consumidor, quizá el temor a perder la denuncia, pero ¿qué podemos hacer? se supone que los cosméticos mejoran tu apariencia o por lo menos hacen sentirte bien y al adquirirlos confías en que no dañará tu rostro, en que no será tóxico, y lo primordial que no contenga este compuesto que daña la piel y no todos lo sabemos… estoy hablando del plomo… ¿Hasta cuándo?

Categorías:Sin categoría

EL ABRAZO RETRATO

21 junio, 2011 3 comentarios

Mi papá coco y yo

Hoy tercer domingo de junio, me creé un blog. Bueno, dejando de lado esto, hoy es una fecha especial para muchos, según el calendario cívico se celebra el día del padre… ¿qué emoción verdad? pero que yo recuerde a mi papá no le gusta celebrar su cumpleaños, menos el día del padre, el solo pide paz y tranquilidad en la casa y recalca que es el mejor regalo que nosotros le podemos dar.
A pesar de ello lo salude más temprano y le di un chocolate ya que le gustan los dulces igual que a mí. Continuo escribiendo, a pesar de ello estoy conectada en Messenger y Facebook, observo el cariño de mis amigos hacia sus padres con los detalles que muestran, por ejemplo poner la foto de perfil con su padre y publicar saludos en su muro, conversando con ellos en línea, pregunto ¿qué planes para hoy?, muchos coinciden en decirme que habrá reunión de familia, que comerán parrillada o saldrán a comer a algún restaurant, yo comienzo a antojarme de aquellos planes.
En mi casa el único plan que había era que mi mamá, mi hermana y hermano pequeño se irían a visitar a mi abuelo. Yo preferí no ir y pasar un día tranquilo en casa.
Observo desde la puerta de mi cuarto a mi papá sentado en la sala leyendo un periódico que tapa medio cuerpo, con su chompa verde de dormir a la que mi hermana le puso de apodo “caparazón de tortuga”, estaba muy atento a lo que leía. Me quedo callada y retrocedo, regreso a la computadora, no sé que quería, no sé si debía hacer sentir que era el día del padre y animar el ambiente en casa, simplemente no lo sé.
Publique un saludo a mi papá en el muro de mi Facebook, sé que no lo verá, ¿porque soy cobarde? debería decírselo personalmente. Frente al monitor me distraigo por un momento, siento el olor de un pollo dorándose a fuego lento a gran distancia…me levanto de inmediato, pierdo el conocimiento por un instante y sigo los rastros de aquel fascinante olor, de pronto llego al piso de cuadros negros con blancos, levanto la mirada y es mi mamá en la cocina preparando un pollo jugoso y a simple vista sabroso, ¿es para mi papá por su día? ¡Qué rico! Dije contenta, sin embargo mi mamá me miro seria y note en su mirada obligación y compromiso. Mejor salgo y me dirijo a la sala nuevamente, mi papá seguía allí ya parecía una estatua, voy a la repisa, me empino y saco el álbum de fotos cuando éramos pequeños y me pongo a recordar los trabajos que hacía para mi papá de pequeña, me detuve con una foto en especial en la que tengo 4 añitos y nos estamos dando un fuerte abrazo. ¿Qué paso ahora? Creo que el tiempo. Me acerqué a mi papá le enseñe la foto y el sonrió se alegró, nos pusimos a conversar recordando cosas, entonces nuevamente el olor era percibido, pero esta vez se iba acercando, era mi mamá y los platos en mano, hora de comer, luego se respira un silencio apenas se oía el choque de los cubiertos con el plato y el refresco cayendo en el vaso para el que tenia sed. Preferí comer rápido y retirarme, luego mi mamá hace lo mismo y se va con mis hermanos menores.
Unos minutos después, un silencio se apodera de mi casa, mi papá entra al cuarto donde estoy con mi hermano, el con la guitarra y yo con la computadora, eran casi las seis de la tarde, y sorpresivamente mi hermano recién decidió saludar a mi papá, él inmediatamente se alegra y nos dice: ustedes saben que los quiero mucho y el mejor regalo que puedo tener es paz y tranquilidad en la casa. Me emociona ver el abrazo que se da mi papá y mi hermano, inclino mi cabeza y me pongo a llorar, es la primera vez que paso un tercer domingo de junio con un nudo en la garganta sin desatar.

Categorías:Sin categoría

Hora actual y el circo que se va

Mes de Junio, a escasos días de acabar un ciclo universitario y un gobierno. Que incertidumbre se ve en todas partes, un nuevo presidente se hará cargo de nosotros, hay expectativas en los medios, en la gente, en todos. ¿Que nos espera?, quizá desarrollo, crecimiento económico, mas trabajo, facilidades de estudios, gas a bajo precio, entre otras cosas, es lo que prometen y esperemos se cumpla.
Hoy se ven tantas cosas que ha mi edad no recuerdo haberlas visto antes, por lo menos mis padres se sorprenden de lo que ven en televisión, escuchan en radio, o leen en el periódico, comentan que las elecciones pasadas son un desastre un juego sucio, ¿a que se refieren? Pues a la campaña electoral, en la que los medios dieron a notar a todos sus seguidores cierta inclinación política. En fin ya existe un presidente electo y hay que abstenerse por ahora.
Viendo noticias por televisión, mientras escribía un domingo, parecía un programa cómico el reportaje que pasaban sobre el congreso que nos deja, la última legislatura, definitivamente el congreso no está aprobado por nosotros los peruanos. Mi papá me dice muy sonriente, “el congreso se va y se va dando pena, mira cuantos sinvergüenzas hay.” Yo río junto con él, brevemente recuerdan los escándalos que iniciaron desde el 2006, todos los peruanos podemos identificar al come pollo, mata perro, lava pies, roba luz, etc. Mi papá se siente orgulloso en el fondo aunque no lo demuestra delante mío, se que marcó la o, y comenta “ojala limpien el congreso y no se repita esto con el nuevo presidente”. Yo en mente pienso ojala sea así, me levanto y me dirijo a mi PC.
Sorpresivamente escucho a lo lejos nuevamente risas de mi papá y me asomo tras la puerta de la sala. Veo a Meche Cabanillas en pantalla, ¿Qué pasa? Pregunto, y mi papá me dice: un rato deja escuchar, me quedo callada y escucho algo que me llamó la atención y dio risa, A Meche Cabanillas se le hizo un lifting facial en el 2006, pero eso no queda allí, lo sorprendente es la investigación que hizo un grupo de periodistas de un canal de televisión, el cual obtuvo las copias de los cheques firmados por Rómulo León, dejando en claro que el aportó el dinero para dicha cirugía. ! Increíble! Tenían un enlace vía microondas con ella, me quede levante el volumen y me puse a observar: en todo momento la pobre señora Mercedes no sabía donde ocultar aquella cara lisa a pesar de los años, aquellos años que desmoronaron sus poros y ella muy avergonzada decía que era necesario por la imagen de campaña aprista en aquel entonces y que no sabía quien había pagado eso, culpaba el acné decía que le había jugado una mala pasada en la adolescencia.
Bueno llegando a mis propias conclusiones y dejando a mi papá reírse un poco de nuestros congresistas a quienes nosotros mismos escogimos, aunque no me meto en ese saco porque las pasadas elecciones fueron las primeras en las que voté. Silenciosamente paso a retirarme porque un pensamiento despista mi mente.

Categorías:Noticias