Archive

Posts Tagged ‘abrazo’

¡DAME UN ABRAZO!

3 julio, 2011 4 comentarios

¿Alguna vez has pedido que te den un abrazo? o ¿Te han sorprendieron dándote uno cuando menos lo esperas? El abrazo tiene muchos significados, te hace sentir bien, te sientes protegido, te levanta los ánimos y en algunos casos te consuela…

Parece increíble todo lo que puede curar un abrazo. Si estas deprimido, triste y alguien muy especial o cercano a ti te regala uno, nuestro estado emocional cambia, tanto en la persona que abraza y la que es abrazada. Es un regalo que no te cuesta dinero, solo puedes utilizar tu corazón y  brazos para transmitirlo.

Uno, dos o tres segundos que se aplazan a minutos y en tu mente esos minutos se hacen eternos, basta aquel tiempo para dar un abrazo, que aunque no lo creas sería la mejor dosis de medicina que puede existir en la tierra. Existen campañas de “Free Hugs” creadas en España en el año 2006 con la frase ¿Te imaginas que todos saliéramos a la calle a dar abrazos?, personas regalando abrazos por las calles, asiendo sentir bien a muchos, esta campaña llega también llega a Perú.

Sé que existe el abrazo de oso y se dice ser mortal, pero para un humano este término le da al abrazo un significado especial, es común en padres e hijos donde el más grande abraza al más pequeño, cabe la relación entre el oso y el ser humano, es un abrazo muy fuerte.

¿Entonces los abrazos se clasifican? En mi opinión creo que no, un abrazo se puede dar de diversas formas, no existe clasificación exacta. Podrías abrazar de costado solo con un brazo, podrías colgarte en la espalda y abrazar por detrás, incluso se puede dar de tres, por ejemplo una mamá un papá y su hijo, es un abrazo familiar.

Los abrazos que me da mi hermanito pequeño a cada momento me fortalecen día a día, a veces estoy estresada con las tareas, reniego en ocasiones, entonces él me escucha o mira y viene sorpresivamente a darme un fuerte abrazo, siento tranquilidad al momento, veo su carita inocente, enrollándome en su cuerpito con sus brazos pequeños, en ese instante solo queda corresponder, sonreír y olvidar todo lo malo.

Qué nos cuesta dejar de hacer lo que estamos haciendo por un minuto,  ir corriendo donde el ser más querido, si estás en tu casa podrían ser tus padres, hermanos, abuelos, algún integrante de tu familia incluyendo tu mascota, darles un fuerte abrazo y sincero, con el contacto físico demostrarás tu afecto, no te quitara mucho tiempo y créeme te hará sentir muy bien. “Las acciones valen más que las palabras”, inténtalo.